MasterCard aprobará las compras mediante el escaneo de tu cara

MasterCard, uno de los gigantes en lo que se refiere a tarjetas de crédito, también ha emprendido su carrera para revolucionar la forma como pagamos nuestros consumos. La compañía está probando un sistema de verificación de pagos en el a través del smartphone “escanea” el rostro del usuario para corroborar la seguridad de la transacción.

Selfie

La empresa quiere implementar este nuevo sistema de validación biométrico, ya que está consciente de que el uso generalizado de contraseñas puede resultar no seguro; las mismas son olvidadas, robadas e interceptadas lo cual ocasiona serios problemas a los consumidores. El ejecutivo de MasterCard Ajay Bhalla dijo en una entrevista con CNN “La nueva generación, a la que le gustan las selfies… creo que lo van a encontrar genial. Lo van a aceptar”.

El sistema funcionaria descargando la app de la empresa “MasterCard phone app” a tu móvil. Al momento del pago el usuario puede seleccionar si validar el pago con huella dactilar o con reconocimiento facial. Si el usuario selecciona reconocimiento facial, debe colocar su Smartphone en frente y permitir que el sistema “reconozca” su rostro en pocos instantes para validar su pago.

El vídeo muestra el proceso:

Es importante validar que la app, tanto para validar el rostro como para validar la huella, no guarda una imagen o foto simplemente. Lo que se almacena es una algoritmo propio de cada usuario que se encarga de hacer la comparación cada vez que el la persona efectué un pago. En cuanto al tema de suplantar identidades tratando capturas del rostro de un usuario específico para luego proceder con los pagos, MasterCard emplea un “blink mode” que protegerá la toma específica del rostro cuando entra al proceso de análisis.

MasterCard hará pruebas con un selecto grupo de 500 clientes que usaran la aplicación, que podrá ampliar su alcance en caso de ser exitosa y contar con críticas positivas. Si las pruebas salen bien, podríamos estar viendo este renovado método de pago de forma masiva para el próximo año.

El fin del plástico de burbujas

Ese plástico para embalar (Bubble Wrap), que tanto nos gusta «explotar» y que se usa para proteger artículos para enviar a grandes distancias, ha cumplido su ciclo de vida y pronto se va a retirar.

Bubble Wrap (imagen de Getty Images)

La razón es que Sealed Air la empresa creadora de este material, que tiene tantos adictos, ha creado un reemplazo el cual desde hace algún tiempo ha estado ocupando el lugar del “plástico de burbujas” que todos conocemos desde 1957, año en que fue creado originalmente por Sealed Air.

Este reemplazo se llama Ibubble, y tiene la particularidad de que el plástico se entrega desinflado y los consumidores y minoristas tendrán que utilizar una bomba para inflar el plástico y embalar sus paquetes. Las burbujas ya no son individuales, sino que ahora forman fila completa y larga conectada a una cámara de aire. Este diseño permite que el aire se desplace entre una burbuja y otra protegiendo mejor el producto y evitando que se “exploten” las burbujas.

Características de iBubble (Imagen del Wall Street Journal)
Características de iBubble (Imagen del Wall Street Journal)

Para Sealed air, el ibubble es un material más inteligente que representa una opción más económica y efectiva para producir, además de ser más óptima de despachar ya que no necesita ser llenado de aire antes de enviarse a los proveedores.

IBubble y Bubble Wrap seguirán coexistiendo durante mucho tiempo más, pero Sealed Air aspira a que todos sus clientes adopten el nuevo material, aunque ello implique la compra de una bomba de aire que actualmente cuesta $5.500. Para solucionar esto último la compañía ha prometido crear un modelo de bomba de aire de $1000 y espera tenerlo listo para el 2017.

Como dato curioso, nuestro querido plástico de burbujas tiene una fan page en Facebook donde puedes encontrar los usos más inesperados e impresionantes para este legendario material.

Comunidad de Fwebook Popping Bubble Wrap